City Tour de San Salvador


La capital de Jujuy es conocida como la "Tacita de Plata", una auténtica joya enmarcada por cerros y rodeada por dos cintas plateadas: los ríos Grande, que proviene de la Quebrada de Humahuaca, y el pequeño Xibi-Xibi.

Comenzamos nuestro recorrido desde las afueras de la ciudad para tener una vista panorámica y luego retornamos a la ciudad para recorrer el casco histórico, donde vamos trenzando las raíces indígenas, coloniales y criollas.

Y es que la ciudad nació en 1561 con el nombre de "Ciudad de Nieva" y recién tomó el actual en 1593, a partir de un vocablo que provendría de los Jujuyes, la tribu indígena que habitaba la zona cuando Diego de Almagro llegó con sus huestes en 1536.

La guerra de la independencia encontró a una ciudad de Jujuy habitada por una clase dominante formada tanto por españoles como por criollos. Al igual que en Salta, las lealtades dividieron a la ciudad, que se desangró duramente en aquellos años, tanto en vidas humanas como en fuentes de trabajo y riqueza.

Su hora más famosa vino del lado del General Belgrano quien, estando al mando del Ejército del Norte, llevó a cabo el Éxodo Jujeño el 23 de agosto de 1812 para que los avances de las tropas del general español Pío Tristán encontraran sólo desolación y abandono a su paso.

Belgrano hizo bendecir la bandera argentina en la Catedral de Jujuy, bandera que el propio general obsequió a esta provincia en 1813 y que hoy puede verse en el la Casa de Gobierno, magnífico edificio estilo castillo francés con arquitectura académica. Comenzamos allí nuestro recorrido urbano, no solo para admirar su fastuoso perímetro sino también las cuatro esculturas de la artista tucumana Lola Mora, que lo rematan.

Enfrente se halla aún hoy el Cabildo, desde cuyo balcón Belgrano mostró a los jujeños la bandera recién creada. La vecina Plaza Belgrano fue plaza de armas desde 1593 hasta mediados del siglo XIX. Poco más allá, la Catedral, que fue refundada en 1906, conserva el púlpito laminado en oro, un confesionario y algunas pinturas de origen cuzqueño que datan del periodo virreinal.

A continuación subimos por calle Belgrano hasta la Basílica de San Francisco, luego visitamos el Museo Lavalle, lugar donde el general Lavalle encontró su fin, en 1841, en uno de los episodios más cruentos de la lucha entre unitarios y federales.

Un par de calles más abajo vemos la iglesia de Santa Bárbara, el Museo de Arqueología y el Teatro Mitre. Para terminar recorremos la Vieja Estación de trenes y el Paseo de Artesanos.

Horario de partida: hs. 16.00. Regreso: 19.30.


Catedral de Jujuy


Catedral de Jujuy


Casa de Gobierno de Jujuy


Cabildo de Jujuy